No temas sufrir – Autora: Estrella B. D.

“No temas sufrir”

Todo el mundo teme sufrir. Desean que ese dolor que les corroe todo el cuerpo desaparezca. Lo ven como una “enfermedad”.

Pero yo digo que esta enfermedad nos hace fuertes de corazón y carácter.

Nos ayuda a ser mejores.

Debemos saber ver por qué sufrimos, por qué lloramos o lo pasamos tan mal.

Creo que el dolor es y siempre será parte de nuestras vidas. Hasta la Virgen María que era perfecta, sufrió. Sufrió y lloró.

Todo el mundo sufre, y lo peor es que muchos de ellos creen que son los únicos.

Y… ¿por qué pensarán así? ¿Será por las sonrisas que se reflejan en sus semejantes?

Que injustos son al pensar así.

¿Por qué no piensan que sus sonrisas son creadas para que los demás se contagien de ellas y las repartan al igual que ellos?

No, no pueden.

Son demasiado orgullosos, se creen ser diferentes a los demás por su dolor.

Aunque se les contara las propias vidas y experiencias de otras personas, seguirían pensando que su dolor es único e irrepetible. Y tendrían razón en esto. Cada uno sufre a su manera.

Pero somos hermanos, creados por el mismo Dios.

Debemos saber ponernos en el lugar de los demás. Entender que alguien, por desconocido que sea, necesita una de tus sonrisas.

Reparte alegría, aunque sea un gran esfuerzo para ti. Y verás como día a día nace un mundo mejor. Pero sé cauto, el mal existe, el diablo acecha.

Puedes sentirte mal, pero no te dejes vencer.

Pues todo es providencial, todo tiene sentido.

¿Quieres ser santo? Lleva el dolor contigo acompañado de sentimientos e inteligencia. No permitas que el dolor cambie tu forma de ser, tu forma de vida.

Sufrimos, amadas almas de Dios y Él lo permite. Porque tras la niebla hay un horizonte.

Sufre con Dios, comparte tu dolor con Él, y puede que algún día llegues a ver el sufrimiento de nuestro amado Padre.

Su dolor es inmenso, pero su poder es aún mayor.

Suplícale misericordia y paz para los corazones de los hombres.

No intentes esconder tu dolor tras la ironía e insensatez. Hay muchas más formas de vivir o sobrevivir.

Pero recuerda amad@ de Dios Padre todopoderoso, que Él es vida. Y sólo a su lado ahora y hasta la muerte encontrarás la verdadera paz para tus tormentos.

Sé valiente y confía. Confía por un mundo mejor y serás FELIZ.

 

Autora: Estrella B. D.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: