La necesidad vocacional – Autor: Francisco Javier R. S.

La necesidad vocacional

“Orad y pedid al dueño de la mies que envíe trabajadores a la mies, porque la mies es grande y los trabajadores son pocos” (Mt 9, 37-38).

Siempre hacen falta trabajadores en la mies… Pero, ¿alguna vez nos damos cuenta verdaderamente de la permanente necesidad de ellos en nuestra vida cristiana? 

Nadie se hace sacerdote para sí mismo. Un sacerdote no puede perdonarse a sí mismo los pecados, ni comulgar si no es por medio de la misa, ni darse la extremaunción… ¡El sacerdocio es una plena entrega! A Dios, por Dios y para Dios; y gracias a Él, para todo hombre y mujer. Dios llama a los trabajadores, para que cultiven para nosotros… ¿Pero qué hacemos nosotros? ¿Seguimos pidiendo más trabajadores o no acomodamos a los que tengamos más próximo?

Cuando tenemos sacerdotes cerca nuestra no solemos quejarnos ni darnos cuenta del problema… ¿Pero y en los lugares donde escasean los sacerdotes? Lugares en los que probablemente sólo hay una misa a la semana… ¿Verdad qué en esa situación los echaríamos de menos? ¿Por qué no pedimos sacerdotes con ahínco? Por ellos, ¡por nosotros! ¡Todos los necesitamos! ¡Gracias Dios mío por los sacerdotes que nos has dado en nuestra vida!

Dios necesita que evangelicemos, que seamos ejemplos de caridad, que estemos plenos de fe… Solo en esos lugares Dios puede “extraer” vocaciones religiosas… Y ¡qué trabajadores saldrán de ahí! Sacerdotes, religiosos y religiosas, ¡con una fe sin límite y un corazón lleno de Amor! Necesitamos hombres y mujeres así; necesitamos “educar” en Dios para que el mundo goce de trabajadores fieles y llenos de ánimo, dispuestos a anunciar la Eterna Buena Nueva de Jesucristo a todos, a llenar las almas de alegría y paz y a restaurar la gracia… ¡Todo siempre gracias a Dios!

Él mismo Dios lo dice, “Los trabajadores son pocos”… “Orad y pedid”… Muchos pedimos… ¿Pero pedimos mucho? Eso es quizás lo que tenemos que cambiar…

Autor: Francisco Javier R. S.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: