“Los ojos no pueden ver bien a Dios, sino a través de lágrimas.” (Víctor Hugo)

 

Sí, solo a través de lágrimas podemos ver a Dios.

 Mirar hacia Dios en la Cruz con lágrimas; con las mismas lágrimas que miraban Nuestra Madre , las santas mujeres y San Juan. El extremo dolor de ver a Cristo sufriendo sangrante y agonizante…

Mirar hacia Dios en la Cruz con lágrimas de gozo y alegría infinitas… porque por Él, hemos ganado la Vida…

Así le vemos perfectamente y no hay duda de que cada una de esas lágrimas enjuagan nuestro corazón… Mirad la Cruz… Allí se aprende a Amar.


Discernido por: Francisco Javier R. S

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: